Buscar
PANC
Publicado: Sábado, 28 de enero de 2006

Javier Claure Covarrubias


Javier Claure Covarrubias nació en Oruro, Bolivia, en 1961. Es miembro del Pen-Club Internacional, de la Unión Nacional de Poetas y Escritores de Oruro (UNPE) y de la Sociedad de Escritores Suecos. Ejerce el periodismo cultural. Tiene poemas y artículos dispersos en publicaciones de Suecia y Bolivia.

Fue uno de los organizadores del Primer Encuentro de Poetas y Narradores Bolivianos en Europa (Estocolmo, 1991). Ha estudiado matemáticas e informática en la universidad de Estocolmo y de Uppsala. Además, es egresado de pedagogía en matemáticas de la Escuela Superior de Profesores, en Estocolmo.
Formó parte de la redacción de las revistas literarias "Contraluz" y "Noche literaria". Algunos de sus poemas han sido seleccionados para las siguientes antologías: "El libro de todos" (1999), "La poesía en Oruro" (2005) y "Poesía boliviana en Suecia" (2005).

Ha publicado "Preámbulos y ausencias" (2004), "Con el fuego en la palabra" (2006) y "Extraño oficio" (2010).




Poesía de Javier Claure Covarrubias


(Del poemario "Preámbulos y ausencias")


MI PATRIA

Mi patria
nació como una vaca lechera
y todos vinieron a mamar sin piedad
unos llevaban arcabuces, espadas bendecidas
por sacerdotes trasnochados
otros llevaban maquinarias pesadas
y dale que dale al saqueo durante siglos

Mientras en pueblo
con el rostro ensangrentado
y silicosis en los pulmones
fueron víctimas de un llanto redondo
acción que aún circula
contra las agujas del reloj

Cada día huele a carbón quemado
y se oye decir:
primero fue el oro y la plata
después el salitre
luego vino el estaño
y todo se esfumó como la novia fantasma
que uno espera y nunca aparece

El gas y el petróleo
llegaron por añadidura
y se oye decir:
si vuelve el estaño
que vuelva sin golpes extranjeros
si vuelven al poder
que vuelvan sin uniformes verdosos
más bien así, como tarima vestida de humo
por si alguien quisiera matar
cada puesta de sol con bayonetas

Mi patria
sumergida en los Heraldos Negros de Vallejo
la llevo en mi corazón
y cuando me observe el cirujano
que corte la imagen suspendida a la intemperie
criaturas que se recogen
bajo almohadas de cemento
y dragones que se escapan
como ratas de los dientes

En mi Patria
cuando se levantan los aymaras, quechuas y guaraníes
empieza la Tercera Guerra mundial
toda Bolivia es una bomba de cobalto
y en las orgullosas muchedumbres
surgen leones
dispuestos a morir antes de ser esclavos

Y esta caricia del mañana
se hace más fuerte cada día
el cóndor Mallku vuela enojado en la madrugada
para abrir los ojos de francotiradores
saldar cuentas con los culpables
romper la ley tributaria, la capitalización
que oculta hidrocarburos y minerales torcidos
como si fuesen cuadros felices de sus cuerpos

Nosotros ciudadanos de cuarta dimensión
decimos firmemente NO al neoliberalismo
y a las transnacionales
queremos compartir entre hermanos
los regalos que nos dio la pachamama
somos vulnerables
al vértigo de la existencia por definición
ferozmente inflamables al gas y al petróleo
y ardemos igual que volcanes en plena erupción
cuando nos quieren arrebatar el combustible

Señores derechistas del gobierno
que conjugan el verbo matar con frecuencia
sepan ustedes que los hidrocarburantes
pasan por las arterias de El Alto, Warisata
y todas las ciudades
allí, donde existen amantes del pan y la verdad

Sepan además, que la mano izquierda
es más forzuda que la otra

De haber, hay
de estar, no está
y por eso nosotros: mineros, comerciantes,
transportistas, cocaleros, estudiantes y campesinos
enviamos mensajes rojos vía satélite
ponemos el puño en alto ante los vendepatrias
que aúllan promesas opuestas
perros sabuesos que acostumbran a escribir
en libros de hechiceros y concubinas
que se robaron las reservas del Estado

Pero a pesar de que mi Patria
se expone a peligros piratas
hay días en que la cebada
crece sin obstáculo
el oro y las piedras preciosas
brillan bajo el cielo turqueso del altiplano
los yacimientos de gas y petróleo
simulan una danza turbulenta en el hormigón armado
las balas de totora
se balancean en el agua mansa
y la cantuta tricolor
flamea en la última contienda

Es el pueblo de mi Patria
que sirve de radio prendida
al discurso de Marcelo Quiroga
que enloquece a los del trono.




ESPEJISMO

Hace tanto tiempo
que no te veo en altamar
frágil, decorativa y entragada
a las cuatro estaciones del año

Tanto tiempo
que permaneces cabalgando
en mi caligrafía sin montura
como piel recién levantada
después de haber dormido sueños
en las puertas viejas de viejos barcos

Han pasado días, meses y años
he vivido rodeado de tu ausencia
el almanaque tiene labios de N y O
y a veces, lo sentía inhumano
el decir adiós

Alejarte con gran velocidad
fue la guillotina de tus deseos
balcón a medio construir
sinfonía inconclusa
en las partituras de Mozart

Y que ayer
tan sólo ayer
eras:
vid
azúcar
frescura
aldaba de mi vida


Eras lucero
de la oscura noche
rubí del marcapaso...

O quizá
no ha pasado tanto tiempo
y en este momento
solo estoy imaginando
el espejismo de la vida.




VIAJERO DEL TúNEL

Hoy a las doce del día
han fallecido en las montañas,
en el campo y en las ciudades
feroz espanto para el futuro
porque duele la cicatriz clavada en el río
que se lleva un guante viejo

Todo parece inútil
en tiempos de alquitrán
nada cabe en esta geometría del caos
paloma blanca acribillada
en medio vuelo
bandera vencida por el más fuerte
maicena dura que se excibe en el mantel
y la tristeza que se mece en el aire

Bien se sabe
que el brillo nefasto
posa en calaminas oxidadas
en pesadillas apagadas por la borrasca
y no acaban nunca
las toneladas de discurso
o acaban siempre mal
porque todo es palabrería
no hay sol que dore el trigo
ni agua que riegue el sembradío

Y tomo la palabra
me aferro a la poesía
arma certera y desgarradora
desdoblo frases como serpentina

me adentro a su estructura
la miro, la estrujo como goma vieja
para romper el grito insurgente
de un mundo que gira con otra velocidad
con una gravitación más exacta
donde ríen, cantan, bailan, silvan...
pero también lloran
por la música funebre
que despide al difunto

Y dicen que el viejo Antonio
ha muerto en honor al pueblo. dispuestos a morir antes de ser esclavos

Y esta caricia del mañana
se hace más fuerte cada día
el cóndor Mallku vuela enojado en la madrugada
para abrir los ojos de francotiradores
saldar cuentas con los culpables
romper la ley tributaria, la capitalización
que oculta hidrocarburos y minerales torcidos
como si fuesen cuadros felices de sus cuerpos

Nosotros ciudadanos de cuarta dimensión
decimos firmemente NO al neoliberalismo
y a las transnacionales
queremos compartir entre hermanos
los regalos que nos dio la pachamama
somos vulnerables
al vértigo de la existencia por definición
ferozmente inflamables al gas y al petróleo
y ardemos igual que volcanes en plena erupción
cuando nos quieren arrebatar el combustible

Señores derechistas del gobierno
que conjugan el verbo matar con frecuencia
sepan ustedes que los hidrocarburantes
pasan por las arterias de El Alto, Warisata
y todas las ciudades
allí, donde existen amantes del pan y la verdad

Sepan además, que la mano izquierda
es más forzuda que la otra

De haber, hay
de estar, no está
y por eso nosotros: mineros, comerciantes,
transportistas, cocaleros, estudiantes y campesinos
enviamos mensajes rojos vía satélite
ponemos el puño en alto ante los vendepatrias
que aúllan promesas opuestas
perros sabuesos que acostumbran a escribir
en libros de hechiceros y concubinas
que se robaron las reservas del Estado

Pero a pesar de que mi Patria
se expone a peligros piratas
hay días en que la cebada
crece sin obstáculo
el oro y las piedras preciosas
brillan bajo el cielo turqueso del altiplano
los yacimientos de gas y petróleo
simulan una danza turbulenta en el hormigón armado
las balas de totora
se balancean en el agua mansa
y la cantuta tricolor
flamea en la última contienda

Es el pueblo de mi Patria
que sirve de radio prendida
al discurso de Marcelo Quiroga
que enloquece a los del trono.




ESPEJISMO

Hace tanto tiempo
que no te veo en altamar
frágil, decorativa y entragada
a las cuatro estaciones del año

Tanto tiempo
que permaneces cabalgando
en mi caligrafía sin montura
como piel recién levantada
después de haber dormido sueños
en las puertas viejas de viejos barcos

Han pasado días, meses y años
he vivido rodeado de tu ausencia
el almanaque tiene labios de N y O
y a veces, lo sentía inhumano
el decir adiós

Alejarte con gran velocidad
fue la guillotina de tus deseos
balcón a medio construir
sinfonía inconclusa
en las partituras de Mozart

Y que ayer
tan sólo ayer
eras:
vid
azúcar
frescura
aldaba de mi vida


Eras lucero
de la oscura noche
rubí del marcapaso...

O quizá
no ha pasado tanto tiempo
y en este momento
solo estoy imaginando
el espejismo de la vida.




VIAJERO DEL TúNEL

Hoy a las doce del día
han fallecido en las montañas,
en el campo y en las ciudades
feroz espanto para el futuro
porque duele la cicatriz clavada en el río
que se lleva un guante viejo

Todo parece inútil
en tiempos de alquitrán
nada cabe en esta geometría del caos
paloma blanca acribillada
en medio vuelo
bandera vencida por el más fuerte
maicena dura que se excibe en el mantel
y la tristeza que se mece en el aire

Bien se sabe
que el brillo nefasto
posa en calaminas oxidadas
en pesadillas apagadas por la borrasca
y no acaban nunca
las toneladas de discurso
o acaban siempre mal
porque todo es palabrería
no hay sol que dore el trigo
ni agua que riegue el sembradío

Y tomo la palabra
me aferro a la poesía
arma certera y desgarradora
desdoblo frases como serpentina

me adentro a su estructura
la miro, la estrujo como goma vieja
para romper el grito insurgente
de un mundo que gira con otra velocidad
con una gravitación más exacta
donde ríen, cantan, bailan, silvan...
pero también lloran
por la música funebre
que despide al difunto

Y dicen que el viejo Antonio
ha muerto en honor al pueblo.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net