Buscar
PANC
Publicado: Martes, 14 de octubre de 2008

Una noche cultural con Susana Baca


La actividad "Kulturnatta" (Noche cultural) organizada por el departamento de cultura de la ciudad de Gotemburgo con veladas y manifestaciones culturales difundidas en muchos sitios de esta ciudad a lo largo de la noche del viernes 10 de octubre, tuvo el privilegio de recibir la cálida y harmoniosa voz de la afamada artista limeña Susana Baca que junto a los redobles de la percusión y esa excelente fusión de los acordes andinos en su música nos develaron una vez más ese mosaico lleno de vida por donde transita la cultura afroperuana embelesando al público que se dio cita en ese escenario singular de Världskulturmuseet (El Museo Cultural del Mundo).

Como una diva legendaria del parnaso vino a ofrecernos su poesía y su canto de cálida voz en este gélido otoño sueco y con ese su innato garbo y expresiva estampa de piel canela nos transmitió la magia de sus sentimientos afroperuanos con esa singular adaptación musical de las vertientes del blues, el jazz y el reggae que se fusionan con ese donaire cadencioso de los redobles del "Cajón peruano" pedazo de madero para manos diestras y patrimonio cultural del Perú.

Susana Baca es la limeña del distrito de Chorrillos nacida hace 64 años con una meritoria experiencia a lo largo de su carrera artística, compositora e investigadora de la música afroperuana, fue galardonada con el Premio Grammy Latino al mejor álbum folklórico el 2002 por su trabajo musical "Lamento Negro" con poemas de Pablo Neruda, Alejandro Rómulo, Cesar Vallejos y el poema de Mario Benedetti "Te quiero" en la dulce voz de nuestra cantante:

"Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia (...)

Si te quiero es porque eres
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos (...)"

En su larga trayectoria de artista consagrada fue distinguida con la Orden de las Artes y las Letras en Francia y en su tierra natal con la Orden al Mérito de la República del Perú y dentro sus trabajos discográficos contamos con: Color de Rosa Poesía y Canto Negro (1987), Vestida de Vida, Canto Negro de las Américas! (1991), Fuego y Agua (1992), Susana Baca (1997), Eco de Sombras (2000), Lamento Negro (2001), Espíritu Vivo (2002), Lo Mejor de Susana Baca (2004), Travesías (2006).

Susana Baca es sin lugar a dudas la revelación cultural de su pueblo y le canta al Perú con esa historia autentica de un pueblo diverso y moreno que ha sabido soportar con estoicismo las miserias humanas y las ofuscaciones raciales a lo largo de su historia una historia de un mestizaje que no deja de emocionarnos cuando los recuerdos nos atraen a la memoria a su coterráneo y extinto poeta Nicomedes Santa Cruz Gamarra:" (..)He aquí mis vecinos, he aquí mis hermanos, las mismas caras latinoamericanas, de cualquier punto de América Latina (...) rubias bembonas, indios barbudos y negros lacios (...) yo no tracé líneas territoriales separando al hermano del hermano (...)".

Nuestra artista peruana haciendo gala de su voz y de ese su innovado estilo de hacer música interpretó entre muchas canciones el tango "Volver" de Alfredo Le Pera y Carlos Gardel con una adaptación propia que cautivó al público que colmaba aquellas graderías, bebimos de su fuente creativa de poesías y canciones a lo largo de la velada, como ese son afroperuano de "Valentín": No Valentín, con palo no vale Valentín, vengo del quinto mondongo Congo (...)" El público presente en su mayoría sueco era irradiado por el ritmo alegre de esta canción que en ovación se levantó de sus asientos para seguir bailando a su ritmo y profesionalidad de Susana Baca.

Esta suerte de compuesto que es América Latina, abigarrado y mestizo es tan fuerte y vital por esa misma causa donde las razas de los cuatro puntos cardinales de nuestro hemisferio se convergen en ese mosaico de la diversidad, rica en manifestaciones culturales y sabidurías donde el ocaso de la exclusión, del reduccionismo antropológico y la discriminación no tienen cabida ni razón de ser, es tal la fuerza de ésta América mestiza que nos convoca a tener la osadía de mirarnos en el espejo de nuestras conciencias y así reencontrarnos con esta nuestra legítima identidad como atinadamente nos sugiere " El candombe mulato" de Los Olimareños del Uruguay: "(...)Negro con rasgos de blanco, blanco con rasgos de negro, nunca tienes que ocultar lo que te viene adentro. En el fondo de la sangre, llevas dos sangres latiendo (...) vamos, vamos de una vez al tambor de los morenos (...)

Esta efímera visita de Susana Baca en esta velada cultural en Värdlskulturmuseet fue como una gota de rocío por este retirado paraje, tan distante y alejado de nuestro continente pero íntimo y cercano al reencontrarnos con su música y la coraza indomable de los pueblos afroindoamericanos que llevan su cultura a cuestas como esos mis fraternos yungueños de piel de azabache que pueblan las tierras de Coroico, Yanacachi, Koripata y Chicaloma en Bolivia y al igual que Susana Baca sutilmente nos emplaza a seguir siendo lo que somos, pueblos con identidad en un mundo cada vez más globalizado donde se atenta contra los braseros de nuestras abuelas, los tambores de los abuelos y ese derecho a existir respetando la diversidad.

Por: Ernesto Joaniquina Hidalgo

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net