Buscar
PANC
Publicado: Domingo, 19 de octubre de 2008

Nuestra Izquierda por mil razones no esta en causa


La Izquierda chilena, disminuida, dispersa, acorralada en parroquias de desconfianzas políticas y sin una mesa de discusión que permitiría organizarse con amplios sectores sociales que la esperan... observa como se llenan las calles de carteles despolitizados, como el PC de este país pierde su 5 % en su esfuerzo de cola de pescado con una Concertación desgastada y cómo para las presidenciales los administradores de La Moneda y sus colegas de una Alianza más derechista, presentan candidatos camaleónicos o de franco pasado pinochetista.

Han pasado décadas y más derrotas, desde la cruel realidad que se sufriera durante la dictadura antidemocrática y criminal. "A veinte años del plebiscito, Chile sigue siendo una democracia selectiva y excluyente, donde unos pocos apoyados por fuertes sumas de dinero, logran obtener cargos de representación y eternizarse en ellos" y esta Izquierda chilena aún, no tiene la mínima capacidad para llamar a votar nulo, para prevenir que sectores desinformados caigan en el voto del "mal menor" y "se conoce" sin instrumento orgánico alternativo para derrotar la mafia político financiera del neoliberalismo.

Esta Izquierda si mal pareciera no se mueve, si indagamos, cuenta estos años con el surgimiento de pocos pero certeros Centros de Estudios. Con líderes sindicales que se descuelgan de la "dirigencia" de la máquina controlada por el "partidismo asfixiante" que los jibarizó a un 12% de trabajadores sindicalizados. Con la existencia de los actualmente no tan nuevos e históricos medios de difusión, que a pesar de sus intereses y por "espacios no censuradores", distribuyen aportes del mundo cultural e intelectual.

Este Chile, esta Izquierda, exagera cuando afirma que hasta los "pares" de la Ministra de la Salud, Soledad Barría, la consideran incapaz, por la falta de notificación a 25 personas portadoras del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) en el norte del país. Empequeñece los esfuerzos de individuos que desde La Moneda oxigenan el Plan Auge y la educación municipalizada. Minimiza la condena de la Corte Suprema que este octubre del 2008, condenó a seis años de presidio al oficial de las Fuerzas Armadas de Chile, Sergio Arellano Stark, por la intervención en el episodio, homicidios calificados de la Caravana de la Muerte del año 1973. Obvia en la práctica el "Sitio geográfico, cultural y político", que las derechas aplican a las naciones originarias que constituyen el país. Este Chile con su Izquierda, muy poco denuncia las bases del Partido Comunista de Chile, que se entregaron al "servilismo marcial derechista" del Secretario General Guillermo Tellier, que hoy los ubica políticamente donde nunca pensaron militarían los compañeros que sufrieron Pisagua.

Esta Izquierda exagera, empequeñece otros esfuerzos, minimiza las sacudidas de la justicia chilena, obvia la solidaridad del aporte de "su diferencia" en lucha y denuncia mucho o poco. Comete tremendos errores de análisis políticos y es porque somos cada uno, hasta que los pequeños grupos que la conformen se sienten; a dialogar del respeto a los derechos humanos, de una nueva Constitución, para recuperar el agua, el derecho a salud, educación, hasta integrarse en la Nueva Izquierda Latinoamericana del siglo XXI.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net