Buscar
PANC
Publicado: Lunes, 03 de agosto de 2009

La nueva gripe llegó para quedarse


La influenza sigue cobrando vidas humanas en su recorrido por el mundo. En Suecia no ha habido hasta la fecha víctimas fatales, no obstante, dos personas se encuentran en estado de gravedad. Según cálculos recientes, un treinta por ciento de la población podría contagiarse. El gobierno ha tomado las medidas del caso, y el Instituto de Protección contra las Enfermedades Infecto-contagiosas (Smittskyddsinstitutet, SMI) decidió cambiar su estrategia. "Ya no se trata de gastar recursos en tratar de evitar el contagio, sino de disminuir los efectos de la pandemia", declaró, recomendando la vacunación masiva.

Según lo afirmó a Estocolmo.se el encargado de prensa del Hospital Universitario Karolinska, el estado del joven de 22 años que fuera trasladado al centro asistencial para ser sometido a un tratamiento especial, es grave pero estable, y las probabilidades de recuperación son bastante favorables. El hombre fue contagiado por un conocido, quien había estado de vacaciones en un país del sur de Europa. Por otra parte, se desconoce aún la evolución del estado de una ciudadana sueca en Tel Aviv, que también se encontraba en estado grave hasta hace unos días.

Estos dos casos, y las discusiones en torno a la vacuna han contribuido al aumento de interés de los medios por el tema. Aunque aun no se ponen de acuerdo en su nombre. Algunos dicen "gripe porcina", otros, influenza A (H1N1) y hay quienes utilizan ambos. Aase Sten, encargada de prensa del Instituto de Protección contra las Enfermedades Infecto-contagiosas (Smittskyddsinstitutet, SMI) tampoco entiende el por qué de la denominación errónea.

"Esta gripe se transmite entre humanos, por lo tanto no se le puede llamar la gripe del cerdo", dice Antonio Barragán, Jefe de Departamento del Instituto SMI a Estocolmo.se, y afirma que su nombre correcto es la nueva gripe tipo A (H1N1). El facultativo cuenta además que cuando recién se supo de la gripe, el interés de los medios fue enorme, en una semana tuvieron más contactos con la prensa que anteriormente en un año. Luego, hubo un tiempo de calma, hasta que nuevamente se despertó el interés, debido a que se han detectado personas contagiadas, y están también estos dos casos severos.

Según el SMI, hay en Suecia 275 casos confirmados, pero se teme que esta cifra suba considerablemente para comienzos del otoño, cuando la temperatura baje. Según los cálculos, y viendo la evolución en otros países, sobre todo en el hemisferio sur, se calcula que alrededor de 400 000 suecos/as contraerán la gripe. Incluso se ha nombrado la cifra de cinco millones.

"Pueden ser menos de 400 000 personas, pueden ser muchos más", afirma Antonio Barragán, y agrega: "Por eso es muy importante que la gente se vacune".

Se espera que la vacuna arribe a Suecia a fines de septiembre, comienzos de octubre, y hasta la fecha se ha decidido que se administrará solamente a mayores de 18 años, no obstante, se están llevando a cabo discusiones para bajar esta edad. Respecto a los más pequeños, Barragán afirma: "Los niños corren el mismo riesgo de ser contagiados como con cualquier otra gripe normal".

Suecia, al igual que España, hizo un pedido de 18 millones de vacunas, lo que significa una cobertura del primero de un 200 % (tiene 9 millones de habitantes) y del segundo de un 40 %. La razón por la cual el país nórdico pidió dos dosis por persona es que se cree que para una protección eficaz se necesitará una dosis doble, suministrada con un intervalo de tiempo. Se calcula que esto costará al estado sueco alrededor de 2 a 3 mil millones de coronas. Cuanto deberá pagar cada una de las personas que se vacunen lo decidirá la entidad Sveriges Kommuner och Landsting, SKL (Administración Provincial y Comunal de Suecia).

Por otra parte, las especulaciones acerca de prioridades son solo eso: especulaciones, ya que la vacuna alcanzará para todos. No obstante, en caso de que no fuera así y hubiera realmente que limitar la administración de ella, las autoridades han declarado que se le dará prioridad al personal de la salud y a los grupos de riesgo, vale decir, personas con problemas cardiovasculares, de inmunodeficiencia, etc.

No solo el SMI, sino también la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social, Socialstyrelsen, han declarado que ahora ya no se trata de impedir el contagio, sino de minimizar el impacto que la pandemia podrá tener en la sociedad.

La pandemia ya está en Suecia, y, al parecer, llegó para quedarse.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net