Buscar
PANC
Publicado: Domingo, 18 de octubre de 2009

Che Guevara, aprendimos a quererte

La semblanza humana del Che


"Al repasar la carta que el comandante Ernesto Che Guevara escribiera a sus tiernos hijos el día en que partió al país de la fatalidad, cuanta sensibilidad existe en este enunciado: "... Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario..."

"El Che Guevara, el legendario comandante que libró contiendas por ese arduo sendero hacia la liberación del pueblo cubano trazando así con sus actos de proeza y lealtad una historia singular, una epopeya universal de altruismo y de entrega a la causa de los parias, de los sempiternamente excluidos de esta orbe, con su gesta rebelde nos decía: ""Prefiero morir de pie que vivir siempre arrodillado"" y así se marchó con el futuro al hombro con esa su férrea coraza de amor a los pobres y contra los necios e indolentes tentáculos del imperio, pero precedente al clásico perfil de Korda, de aquella clásica foto que recorrió el mundo, era el ser humano más sensible, más allá de la convicción de sus ideales y de empuñar el fusil para liberar a los pueblos, era un hombre íntegro que tenía todas las prerrogativas de un buen ser humano y padre de familia, valores que sólo se forman en esa simbiosis de vida desde el vientre materno y esa compleja formación de valores ético-morales que se concibe y se alimenta a partir del entorno familiar y su contexto. Caudales de humanismo que posteriormente los supo plasmar en el amor y la lealtad a los pueblos como el adalid de su tiempo.

Desde que le tocó asumir su labor revolucionaria en la Joya del Caribe, luchó denodadamente contra los antivalores del mundo capitalista, desterrando el oprobioso individualismo y el egoísmo del hombre que nos va dragando la médula. Con su ejemplo y su siempre risueña sonrisa demostraba que era indispensable ser laborioso en esta construcción del hombre nuevo, aún más si uno es líder, debe ser el primero en dar el ejemplo de trabajo y llevar a la práctica los postulados revolucionarios, fueron muchos los ejemplos de trabajo que compartió con el pueblo cubano.
La generosidad fue otro de los valores intrínsecos del Che, traducidos en la equidad, la justicia y la solidaridad, valores que no conoce el mundo capitalista. Estos valores humanos son los que rescatamos en esta faceta del hombre nuevo que el Che inspiró con su ejemplo, pues la paradoja de la vida nos demuestra que el ser revolucionario no siempre está ligado al guerrillero belicoso que parte con la carabina en la mano rumbo al monte, sino a ese partisano que también imparte amor, ternura y comprensión a sus hijos y los hijos de la patria liberada en cuyo sitial la mujer forma parte inseparable de las vicisitudes del sacrificio.

Nos legó el ejemplo de que ser revolucionario es no ser soberbio, falsario, corrupto y machista, pero cuantos de esta especie de revolucionarios existen? o cuantos seudo-revolucionarios ejercen la violencia en sus hijos y esposa?, el verdadero revolucionario es aquel que se reencuentra con lo humano, que está más allá de la vanidad personal, del protagonismo, del caudillismo y de todo lo mesiánico que da el poder, el hombre nuevo es aquel que tiene como arma la verdad, la justicia y es el ser capaz de seguir amando y soñando para cambiar este mundo de injusticias.

El aporte y el ejemplo del Che es tan patético en un país como Cuba que pese al inhumano bloqueo económico por decenios supo sopesar sus necesidades y vencer como David a Goliat todo pronóstico fatalista del imperio, pues hoy es Cuba el país donde todos comparten lo que se tiene y no se conoce la palabra indigencia y menos niños olvidados como sucede aún en nuestro volcánico continente donde bulle la miseria humana a plétoras y nos impulsa a seguir luchando pues la esperanza y la utopía como bien lo decía Fernando Birri nos sirve para caminar y caminamos convencidos de que un mundo nuevo con justicia social es posible."

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net