Buscar
PANC
Publicado: Sábado, 03 de julio de 2010

Kitty Crowther, ganadora del premio ALMA:

"Los libros eran mi seguridad, mi burbuja"


Kitty Crowther, escritora e ilustradora belga, recibió este martes el Premio de Literatura en Memoria de Astrid Lindgren, ALMA. El prestigioso galardón, administrado por el Consejo de Cultura del Estado, está dotado de cinco millones de coronas y se ha convertido en un referente en lo que a literatura infantil y juvenil concierne. La autora recibió su diploma de manos de la Reina Silvia, en una ceremonia llevada a cabo en la Casa de Conciertos de Estocolmo.


Este año el premio ALMA recayó en una autora que se vale de la fuerza del relato en imágenes. Kitty Crowther se mostró muy contenta y honrada, al recibir la condecoración, consistente en cinco millones de coronas y un diploma original creado por Eva Lindström y Marianne Pettersson-Sold. Aunque la voz le jugó una mala pasada: al momento de pronunciar su discurso, luego de haber subido al escenario para recibir el diploma de manos de la Reina Silvia. Sin embargo, a pesar de su afonía, irrumpió, repetidas veces, en una contagiosa risa, demostrando no solamente ser una maestra de las ilustraciones, sino, además, tener un excelente sentido del humor.

"Kitty Crowther es la ganadora del premio ALMA más encantadora que he conocido hasta el momento, además, es tremendamente productiva", declaró, al comenzar la ceremonia, Kennet Johansson, director general del Consejo de Cultura.

- Las ilustraciones contribuyen en gran medida a que un libro sea leído, y estas son un elemento fundamental en la literatura infantil. Se puede relatar una historia sólo con ilustraciones, y Kitty Crowther es un maravilloso ejemplo de una persona que tiene la capacidad de narrar historias, explicó Kennet Johansson.

De esta misma forma se describe a si misma la autora. "Si tuviera que elegir una sola palabra para describirme a mi misma, sería la de contadora de historias. Yo he sido invadida por relatos desde que tengo uso de la razón. Los libros eran mi seguridad, mi burbuja", ha confesado Kitty Crowther.

La prolífera ilustradora y escritora es una ciudadana típica de la Europa actual. Nació en Bruselas en 1970, de madre sueca y padre inglés, y vive, junto a su familia, en Bélgica. Su producción literaria se compone de alrededor de 35 títulos, publicados principalmente por editoriales belgas y francesas, sin embargo, se están realizando traducciones a diversos idiomas. "Yo soy un pequeño trozo de distintas nacionalidades, no completamente sueca, ni inglesa, ni belga", ha dicho, en entrevistas.

Es posible que la lesión auditiva con la cual nació contribuyera a que la autora, desde muy temprana edad, se dedicara con pasión a los libros. Una lesión que no fue descubierta hasta que cumplió los seis años de edad. "la gente pensaba que era tonta. Mi abuela paterna me decía siempre que yo tenía que conquistar el idioma escrito, ya que no hablaba muy bien", ha contado. De esa forma, el contar historias a través de imágenes se transformó en una forma de poder dar rienda suelta a sus impresiones. También ha testimoniado acerca de las dificultades que experimentan los niños que padecen de problemas auditivos. "No era fácil seguir las materias escolares cuando escuchaba sólo una de cada tres palabras", ha declarado. Tal vez por ello, desde pequeña el dibujar le resultó más fácil. Tan fácil, que con el tiempo desarrolló esta habilidad en una maestría.

Entre sus obras más conocidas se encuentran L’enfant Racine (2003), La visite de Petite Mort (2004), Le grand desordre (2005) y los libros de Ivo y Vera (2005, 2006, 2007, 2010). La autora trata una infinidad de temas, desde los más simples (por lo menos a primera vista), hasta otros mucho más complicados. También quiere mostrar la belleza y la magia del mundo que nos rodea, y con su excelente capacidad de observación, crea historias que fascinan a los pequeños, y a los adultos que leen para ellos. Kitty Crowther se mueve siempre entre el sueño y la realidad y sus ilustraciones nos muestran atmósferas que no necesitan de muchas palabras para lograr transmitirnos su mensaje.

Uno de sus temas recurrentes es el de transformar la debilidad en fortaleza. Otro, la soledad, la cual muestra no sólo como algo negativo, después de todo, ésta es una condición necesaria para la creatividad. Tampoco duda en tocar temas que tal vez muchos piensan no son apropiados para los niños, como la muerte, que toca en La visite de Petite Mort. "Los niños quieren saber" dice, y ha contado que este libro nació cuando su hijo, de en ese entonces tres años, comenzó a hacer preguntas acerca del tema. No obstante, por más melancolía y tristeza que muestre en sus obras, el lector siempre sonríe, al final.

El premio ALMA se viene otorgando, desde el año 2003, a creadores que mantienen vivo el espíritu de la gran escritora sueca Astrid Lindgren, fallecida el 2004, a la edad de 94 años. La connotada escritora tampoco se abstenía de tratar temas difíciles, en sus obras. "El amor y la muerte son eventos grandes que todos experimentan. Todas las edades se interesan en estos. No tenemos que asustar a los niños, pero ellos también necesitan estremecerse con el arte, de la misma forma que nosotros, los adultos", afirmó Astrid Lindgren en una entrevista, el año 1959.

El jurado, que cada año nombra a un ganador del premio ALMA está compuesto de doce miembros, los cuales tienen una vasta experiencia en literatura infantil y juvenil internacional. Entre ellos se encuentran escritores, críticos de literatura, ilustradores y bibliotecarios. Uno de los doce miembros lo representa un familiar directo de Astrid Lindgren.

El jurado dio la siguiente motivación al premio ALMA 2010:

"Kitty Crowther es la maestra de las líneas, pero también de la atmósfera. Ella administra, transforma y renueva la narración pictórica. En su mundo, la puerta entre la fantasía está abierta de par en par. El trato es prudente y personal, pero los resultados son fuertes, y en su profunda identificación con aquellos que tienen dificultades, ella muestra formas de cómo la debilidad se puede transformar en fortaleza. Humanismo y compasión impregnan y unen su creación artística".

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net