Buscar
PANC
Publicado: Domingo, 25 de noviembre de 2012

Paola Lucarini

(Traducciones de Emilio Coco)


Nació en Ancona (Italia) en 1942 y vive en Florencia. Ensayista, promotora cultural, colabora en muchas revistas literarias.


Poemas suyos han sido traducidos a varias lenguas e incluidas en antologías italianas y extranjeras, obteniendo importantes reconocimientos por parte de la crítica. Ha publicado los siguientes libros de poesía: Seme di ulivo (1981), Dei fuochi la neve ardente (1983), Fiori dallo stagno d inchiostro (1985), Dal rogo al melograno (1989, 1992), La casa dei quattro eventi (1994), Il pozzo, la rocca (1996), Un incendio verso il mare (2002), alla Vita (2007).


Poemas de Paola Lucarini




OBEDIENTE mi juventud
a los ademanes de la mano ajena,
demasiado dócil a las voces familiares

de ti tan delgada y flexible
no queda más que el chasquido
fulminante de rebelión

en la nueva edad que exige la vida,
y se burla con imprevisible alegría
de la prevista muerte.


*****

ME ENSELVO en el nuevo verdor
asomándome a la vida más antigua más viva

la tierra ofrece un refugio de piedras
entre raíces y troncos
hierbas se enternecen con los perfumes

deja que hable la noche
pero llámala aurora, y a nosotros amor.


*****

ESCALOFRíO he penetrado
en el círculo de tus costumbres

furtiva amable he robado sueños opacos
para regalar lúcido insomnio

una invisible mano
te presiona una copa
de sangre de vino
contra los ebrios labios abstemios

acurrucada espero
aquel gesto saciado cuando
tú extranjero aturdido extenuado
rechazarás animal y diosa.


*****

ZUMOS de vida destilan
del culantrillo
que esconde la "gruta de las hadas"
donde suave cautivadora se introduce
la serpiente del despertar
vibrando la bífida lengua
de agua y tierra
al sí del milagro.


*****

AMO llanuras y casas
apagadas por las nieblas
en el vagón somnoliento

amo el terrón que está por venir
cada árbol que nuevo se coloca
en el furor del viento,
cada minuto futuro
más cerca de ti.


*****

FINGíA el sueño, en el tren
de sus voces, delante de mí,
aprendía a deletrear
desconocidos alfabetos de amor

despierta en el joven sueño
sonreía: "may be, may be"
todavía la vida invitándome
con la misma hoja que desangra.


*****

MI VIDA sin ti
empezó desde siempre
grita en la selva grande
el árbol nupcial
abandonado por nuestra guirnalda,
pero en el aire el coro de cigarras
brillante de julio

no se detiene la fuga
del insensato nombre
al que respondemos obedientes
al presente - mientras
una fiebre deslumbrante
desde un pasado ancestral
colma el corazón, al colmo de la pena.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net