Buscar
PANC
Publicado: Viernes, 10 de enero de 2014

Omar Cid

Serie Poetas Chilenos


Omar Cid (Talca, Chile, 1967). Psicopedagogo, candidato a Magister en Ciencias Sociales. Es Director del diario virtual chileno Crónica Digital, columnista de la Revista de Occidente. Ha publicado: Antología Río Bellavista de MAGO editores, presentada en la Feria del Libro de Santiago, 2008. Es coautor del texto PURO Chile, Sociedad democrática, noviembre de 2008, con prólogo del premio nacional de periodismo Juan Pablo Cárdenas. Es autor de Cartas de un sobreviviente de la Rebelión Popular a un renegado de la UP, bajo la Editorial Crónica Digital año 2010. Ha sido traducido al francés para la antología Franco-Hispana Arcoiris, publicada el año 2009, y al inglés en la antología Chilean Poets a New Anthology de la Editorial Marick Press, año 2010.


ANTES DEL AMOR

Antes del amor los pantalones cortos
del frenesí fugitivo
La oración del miedo frente al crucifijo de la abuela
El sol doblega la piel de las uvas
la cancha de pasto sacude
ferozmente los quince años
El mito y la cimarra se unen por cualquier alameda
la diosa adolescente
alberga secretillos
porque el ojo penetrante de Narciso
husmea los espejos
buscando lágrimas miedos
fruto del despojo.





UN HOMBRE MIRA A UNA MUJER

Observando la palidez de su figura
con su caudal de hierba musgosa
la mira a doble espacio
la mira en su rubor de fuego humedecido
La mira y llueven por sus hombros
minutos segundos
La mira y el reverso de su mirada
es una invitación al entusiasmo
una extensión al templo de Febo
un pincelazo en las morenas de Gauguin
un llamado a eco de su tribu





MUSA DORMIDA

a Claudia

Un perfume de hojas primaverales
hasta el enigma de tus piernas
Tus hombros diminutas colinas
protegen tu sueño de estrella en fuga
El cerrojo de la noche
habita tu paisaje de hija del invierno
y el universo se detiene
por tus párpados de bella durmiente





LOBA VOLCáNICA

Esa morena funde mi cuerpo en arena y fuego
desliga sus cauces de furia sobre mi espalda
El susurro de sus fauces cosquillea / sobre mis hombros.
Ese trajín de loba en celo
hace de sus huellas un alarido desde las piedras
y el légamo-lengua
esparce su deseo provocando erupciones
Esa morena viene urgente de lluvia
y cada gota de ansiedad busca el refugio de mi cauce
Viene con el traqueteo del viento
sudorosa, desnuda
salvajeando el frenesí de sus caderas





EXTREMIDADES DEL AMOR

No todo puede comenzar en tus piernas amor
esas que te trasladan por la inmensidad celeste de la ceguera
esas dispuestas al mensaje finito de una caricia
La brisa del deseo crece por tu cintura
vuelve a extenderse por tus manos
como un beso extraviado de fotonovela
Tus manos son el condimento
que aliña la paz del silencio
Cuando mi humanidad se retuerce en el minutero calle
y se detiene en tu ventana pierna
en tu número talle
un puente oculto me sitúa en las extremidades del amor





EXTRAVIADA

Las veces que he pasado por calle Ecuador
bajo el argumento de las fotocopias
un aire de premonición y desvarío
una sensación de nicho natural
gotea por la espalda
[Tus huellas de hoja y tierra
dejaron de saludarme
y el reloj de arena
golpea la cajita de la memoria]
Una gitana / insiste / en contemplar
la bitácora de estas manos
con su sabiduría de runas
confirma el extravío y la extraviada
denuncia con frialdad
mi ejecución inoficiosa
de recolectar los restos de tiza
con los que alguna vez
escribí tu nombre





ANDAMIOS DE TALCA

Mientras la casa acoge la estancia de los recuerdos
y el sol desata sus colores en el pizarrón imaginario
cada puerta tiene la agonía, la altivez de las cenizas.
Aquí la infancia se jugó a costa de andamios
y las ancianas apuraban la tarde...
Todo transcurría / en tiempo de rosario
todo comenzaba en el diálogo de los gallos / con el horizonte





INCITACIóN A MI BARRIO EDéN

Las redes originarias de los años
están en la encrucijada de las estrellas
Las paredes descascarándose
traen infancias paraísos de hilachas
donde la tarde con su trote nos espera
Ahora todo se cubre de cemento en calle Balmaceda
y el olor del vino extravió su hálito
La tierra entumece las mañanas de mayo
expresando su destierro
temo que tu huella y mi huella no sean sino
la corrupción de la memoria
y el barrio una labor curiosa de especialistas
dispuestos a rescatar trozos de la patria.





LA CASA GRANDE

Todavía revoloteo por los rincones
el silencio resulta confortable
a veces lúgubre como un pequeño esbozo de la muerte
no sé si el adobe da para tanto
o el fuego con sus canas naturales / nos une en su modestia
Atando fibras de adobe a esta sobreviviente
los recuerdos tienen un espacio de pintura rupestre
Las ventanas son el ojo de los años
el patio la cúpula de las infancias
pero el fuego nos cubre y el vino nos defiende
de orquestar la sinfonía del olvido





RUMOR DE BIBLIOTECA

Tenemos algo mejor que refugiarnos en el galope de una fábula
en el vuelo de las hojas esculpidas de sangre.
¿De verdad nos sentimos tranquilos sobre los fantasmas
de ciertos hombres?
Confusión dulce la muerte surcada a pulso y tinta.
Un eco ecuánime de cine mudo nos embruja.
El silencio vestido de sepulcro
invita a sentarnos al costado del vacío
para darnos / ese golpe de cordura alfabética
cual espesor de antología.
Indago vagamente en las sombras asirías
disemino los ojos
en la llama-libro.
Sacudo el saber del macedonio coleccionista.
Ciertas huellas de escribanos / entablan un diálogo
estrujando legajos.
Abren sus arcones en la primacía del registro
a riesgo de extraviarse en laberintos,
estampando una letra apócrifa /de oscuro / conocimiento.





DISCURSO DE BIENVENIDA

Señoras y señores,
padres y apoderados, profesores, alumnos todos:
Los jóvenes de este liceo
lloran con el óxido de la poesía
duermen con la música atrapada en sus paredes
Vengan por la tarde
el sol saluda los almendros.
Aquí las disputas de amor se resuelven
en cara o sello
En este liceo,
la muerte baila con la fábula
Vengan a conocer sus aulas doblegadas por la naturaleza
donde cada profesor tiene su árbol
agotados los textos de turno,
recitan sus memorias,
extraviando programas listas negras.
Súmense, señoras señores
a la fragilidad de conocerlo
Sepan que nadie los observará con rostro negociante
porque acá los ojos no muerden.





ORACIóN EN TIEMPOS DE CRISIS

Padre
acuérdate que fui tu seguidor
en los tiempos de membrillos inocentes
cuando el rosario se deslizó tenaz
por los misterios dolorosos.
El cura Raúl
premiaba con galletas leche estampitas
ese vínculo tan sacro nos decía
Cuídame entonces padre
de no vagar por las calles
con el currículo atestado de esperanza
preso del único traje disponible.
Recuerda en tus ratos de indignación
a éste cesante y su cesantía
hecha cifras tan teñidas de micro y macro razones
como si la ciencia
jugara con otra camiseta
y el hambre fuera su indiscutible aliada
Padre
preocupado dicen de la moral de bocas pintadas
escucha la oración de este extirpado de la historia
Por último
invítame al soñado paraíso
total los pobres tenemos poco que hacer
en estas circunstancias.




A PESAR DE LA PIEZA OSCURA

Enrique
la precariedad de tus pasos desgastados
tu carne somnolienta
a punta de litigios con Freud y Rilke
porque como buen hijo de inmigrante / te gustaba
esa cercanía del lenguaje
que Otros llaman lengua madre
perdiste algo de tus días en esos jueguitos de niño bien
Yo en cambio / como tantos /Enrique
conozco esa trama universal
la discusión del hombre / a pesar del hombre
que más dan los toqueteos de infancia
el viaje escrupuloso a la inconsciencia
No Enrique
NO Enriquesss / el truquillo
se espesa en la mutación de la pieza oscura
y los recuerdos de erecciones varias / se entumecen
para convertirse en esa amalgama poética
Los palotes de la infancia tienen ese aire corruptible
ese deslizamiento de la mano que corrige
Y el espesor de la otra pieza Enrique
nos sitúa en un nicho / ese escrito con tiza negra
NN + NN + NN
Sobre nuestras espaldas un latido de máquina
de las máquinas
La nausea refriega lo públicoprivado
el teclado sigue su marcha / Enrique
la cabalgata sin puntos ni comas
cae sobre mis hombros
extremando su condena
obligándome a respirar
esta cámara secreta
con su reverso
Un gusano cosquillea mi nariz
y dice se acabó el tiempo de los lingüistas
el estructuralismo no sirvió para nada
Una bala incrustada en las cajas / Vocifera
ustedes que quieren matar deconstruir dilapidar / al sujeto
no tienen la puta idea de la muerte





BASTARDíAS

Los bastardos de ayer ya no somos los mismos
un poco más gordos, es cierto
un poco más cautos por cortesía
canosos virtualmente canosos
asolados de colesterol
dispuestos a desvirtuar el olvido
Con la hoja llena de borrones
ciertamente colgamos el pasamontañas
para transformarnos en héroes de la conversa
artífices de una postal





CAFé 11

Una vez se le dijo
no vaya ahí
evite transitar por dichos lugares
pero no hizo caso
y lo tuvieron suspendido en la esperanza
mientras los carros y las metrallas asolaban el lugar
que ya sabemos
Se le advirtió haga su vida y la hizo
Construya cosas posibles y las construyó
Beba café y bebió de distintos tipos
probó algunos por calle teatinos
sacudió su paladar por los rinconcillos de huérfanos
evitando Morandé
un día de septiembre





SIMPLEMENTE LOS NIñOS

Esos niños recogen basura
sus manos deambulan por nuestra intimidad
recorren sin escozor / los papeles que quisiéramos esconder
sacuden nuestras menudencias
desde el cepillo viejo hasta el pan desbordado por hongos
son así / cumplen la labor extrema del retorno
desde el basurero / jamás nos miran
sus ojillos se pierden en la inmensidad de los despojos
Nosotros no quisiéramos que estén allí
los mandaríamos a la escuela
a beber leche caliente / en el alero materno
pero nuestra basura
necesita manos pequeñas
seleccionadoras prolijas
de lo útil lo Re-tornable
porque las cosas funcionan así
siempre hay otros / recogiendo sobras del mundo
y nuestras manos buscan entre calzones y calcetines
de algún gringo / su medida
Aveces encontramos en un libro
el destello alicaído de una metáfora
en la inmensidad de los despojos
y ellos / no quisieran vernos allí / nos mandarían a beber
nuestra leche
a leer / nuestros libros
para que dejemos tranquilos / sus basureros
ligeramente globalizados

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net