Buscar
PANC
Publicado: Miércoles, 05 de febrero de 2014

Cantemos todos


Por: Ernesto Joaniquina Hidalgo

La sostuve suavemente por el contorno de su cuello y a su esbelto cuerpo labrado en circunferencias la repose sobre mi muslo izquierdo y mis dedos poseídos por sus cuerdas cual fibras íntimas la empezaron a tocar, encandilado por su afinada resonancia la cante casi musitándola al oído la melodía profunda de "Canción con todos" de Armando Tejada Gómez y César Isella: "Salgo a caminar por la cintura cósmica del sur(...) siento al caminar toda la piel de América en mi piel(...)". Me quedé pensando en la unidad de los pueblos latinoamericanos como única salida.


Confieso cual adagio popular, que una cosa es cantar a capela y otra con guitarra y esta sensatez de hacer música bien puede servirnos para observar el comportamiento de nuestros semejantes en la singular arena política boliviana. Estar en función de gobierno, practicar sus postulados e interpretar los sentimientos de todo un pueblo no es tarea fácil, máxime si las tonalidades son diversas, múltiples los ritmos y variadas las voces, es un desafió y una virtud tener el oído sensitivo de la unidad en la diversidad.

Pero como en política existe la lucha de contrarios y ésta no es más que la dialéctica de la naturaleza y de su constante estado de cambio por las contradicciones, es que se da esta otra rareza de tonos y voces; agoreras, iracundas, energúmenas y facundas que nunca acompasan este concierto, porque solfean en otro tono y lejos de cantar gruñen y lanzan vituperios y falacias conturbando este concierto de la unidad.

No cabe duda que en este último lustro el gobierno del MAS a demostrado altura frente a los embates de la oligarquía atrincherada en los resabios de los peleles útiles que aún subsisten en espera irreversible de su último estertor, pues la jauría mayor de estos líderes lunáticos, continúan en buen recaudo, amparados por el tío Sam, pero no debe de subestimarse a esa anquilosada derecha que va curando sus heridas y queriendo sobreponerse al espacio político que fuera arrebatado por la sabiduría del pueblo en su momento coyuntural.

Seguro que duele hasta el espinazo haber perdido sus privilegios de clase, acumulados en los corruptos gobiernos de turno, cómo no les va a doler que éste proceso de cambio continúe con su curso hacia su profundización y demostrando con gestión y proyectos la presencia del estado en todos los recónditos parajes de nuestro territorio boliviano que antes estaba abandonado a su suerte, esta cadencia de la unidad en la diversidad que empezó a tomar ritmo, va irradiando con su ejemplo más allá de nuestras latitudes, no es fortuito que Santa Cruz venga a ser sede de la Cumbre G77 más China, evento liderizado por Evo Morales, ésta correlación de fuerzas a nivel continental pese a sus altibajos en su momento por la sentida ausencia de Hugo Chávez, hoy se mantiene incólume y vital, sumando fuerzas, es por esta razón que no es casual que el nobel de literatura Mario Vargas Llosa defensor del capitalismo devastador, visitara al opositor Rubén Costas en el aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia, esta conjura del imperialismo está presente con todos sus gregarios, no olvidemos el encuentro de estos defensores del capitalismo en Rosario Argentina años atrás con la presencia del fascismo internacional y los liberales de toda laya como José María Aznar, Mario Vargas Llosa, Joaquin Lavín, Marcel Granier, Carlos Alberto Montaner, Yoani Sánchez, y Jorge (Tuto) Quiroga ente muchos otros.

Desde esta óptica es normal que ésta cruzada que emprendió el pueblo boliviano conturbe el sueño de la oligarquía, pero a este juego de hostilidad y tramoya también se unen los solitarios dogmáticos de la izquierda, como Alejo Veliz de la Asamblea por la Soberanía de los Pueblos (ASP), le duele que la COB y la Confederación de Fabriles se fusionen en un solo bloque con el MAS para profundizar el cambio, qué se puede esperar de esa izquierda atrincherada en el magisterio con aquella perorata del pasado, con sus constantes pasquines y proclamas a donde quieren llegar?, lejos de subirse al carro antiimperialista y dirigir su artillería al enemigo en común, continúan con su obcecado sectarismo de siempre. Quieren destituirlo al presidente? y si esa es la intensión cuál es el mortal detrás de la silla presidencial, cual es el Mesías?, existirá dentro la actual crema política algún altruista que no haya empeñado su conciencia?

No existe medias tintas en política se está o no se está por el cambio. El MAS como movimiento social y político acuña en seno a una diversidad de tendencias revolucionarias y al igual que las cuerdas de una guitarra cada una de éstas con su pentagrama, interpretan una sola melodía. Hay algo peculiar en esta interpretación y se trata de un canto al compromiso, contra un sistema capitalista incapaz de solucionar el hambre, la miseria, es un canto a la moral revolucionaria, suficientes dotes para sacar al país del atraso y situarla a Bolivia digna y libre frente al concierto de las demás naciones.

Tampoco se trata de ser caballo cochero y seguir este carruaje a tientas por cualquier sendero, Evo Morales y sus seguidores son tan mortales y con prerrogativas a equivocarse con la salvedad de escuchar la voz de su pueblo quienes le guiarán a buen puerto o someterlos a baños de humildad si es necesario. Lo distintivo es que son expresión de ese mosaico de expresiones que es la diversidad, es por eso que las peroratas y diatribas más irracionales desde la oposición por inercia caen solas.

El pueblo es consciente de este sacrificio y sabe esperar los frutos, pues ya espero casi una eternidad con los que devastaron y enajenaron el país. Estoy convencido que con la unidad del pueblo y los pueblos latinoamericanos el futuro es promisorio y cada vez son más las voces que cantan con la guitarra en la mano "Canción con todos".

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net