Buscar
PANC
Publicado: Viernes, 14 de noviembre de 2014

Juan Manz Alanテδュz


Juan Manz Alanテδュz (Ciudad Obregテδウn, Sonora, Mテδゥxico, 1945). Poeta y promotor cultural. Es autor de Tres veces espejo, 1996; Ciudad de siempre, 1998; Padre viejo, 2000: Agua reparada, 2005; Molinar sin aspas, 2006; Recital en fuga, 2007; Para repasar el cテδュrculo, Poesテδュa reunida, 1997-2007; Dispensario, 2012, y Trashumo de mirada, 2013, publicado por el Instituto Sonorense de Cultura, en ocasiテδウn del homenaje que se le brindテδウ al dedicarle la XIV Feria del Libro de Hermosillo, en su natal Sonora. Fundador, en 2003, del Encuentro Internacional de Escritores Bajo el asedio de los signos. En septiembre de 2009, en Perテδコ, es nombrado miembro de honor de la Casa del Poeta Peruano y condecorado con la medalla de oro a la excelencia poテδゥtica. Es miembro fundador de la Agrupaciテδウn para las Bellas Artes, A. C., cuyo festival cultural de aniversario, desde 2009, lleva su nombre. Funda, en junio de 2010, la Asociaciテδウn Civil Escritores de Cajeme. Su obra ha sido traducida al inglテδゥs, francテδゥs e italiano, y recogida en las antologテδュas: Bestiario inmediato; Vuelta a la casa en 75 poemas; 21balas; Arquitectos del alba y 40 barcos de guerra, entre otras.


TRASHUMO DE MIRADA


[Fragmento]


Mas volviendo la vista
hacia las obras de mis manos,
y considerando los trabajos
en que tan inテδコtilmente me habテδュa afanado,
vi que todo era vanidad y aflicciテδウn de espテδュritu,
y que nada hay estable en este mundo.
Eclesiastテδゥs, Cap. II V-11



...Yo querテδュa
テつテつテつテつテつテつテつテつテつSeテδアor
deseaba servirte aquテδュ
en esta casa parda de barro
テつテつテつテつテつテつテつテつテつy de ladrillo
guardar a tus ovejas
en estos amados llanos
pasearlas cuesta abajo
y volver a recogerlas
cuando recoges la tarde
en tu mano que se cierra

Yo querテδュaテつテつテつテつnada mテδ。s
mi anhelo era alabarte
me contentaba la sola idea
de ser guardador de mi ganado
テつテつテつテつテつテつテつテつテつque es el tuyo
Como tテδコ sテδウlo deseaba
pastorear a mi rebaテδアo
llevarlo a lo mテδ。s alto del otero
y trashumar la dehesa
en otros verdes

Yo querテδュa
テつテつテつテつテつテつテつテつテつpor mi padre
que quiero todavテδュa
テつテつテつテつテつテつテつテつテつapacentar
a cada uno de mis sueテδアos
que tambiテδゥn son tus pastores
Pero sテδゥテつテつテつテつ-conozco tus designios-
テつテつテつテつテつテつテつテつテつque no he sido hecho
en la mテδ。s mテδュnima parte
a satisfacciテδウn de mis deseos

Hay sin embargo otros
y siempre habrテδ。 de haberlos
テつテつテつテつテつテつテつテつテつatrテδ。s de mテδュ
si hacia atrテδ。s volteara
que me han ido diciendo
lo que haya para oテδュrse
テつテつテつテつテつテつテつテつテつY hay otros
y nunca dejarテδ。 de haberlos
テつテつテつテつテつテつテつテつテつdelante de mテδュ
si he de ver hacia adelante
que me irテδ。n dictando
por encima de los ojos
テつテつテつテつテつテつテつテつテつY sテδゥ tambiテδゥn
que ya palpita otro de mテδュ
independiente de mi lado izquierdo
que sテδウlo ha de escuchar a sus ovejas

Y que ha de haber
en mi ser arrevesado
テつテつテつテつテつテつテつテつテつotro tambiテδゥn
que cuestione al menos
a esos irredentos dictadores
porque entonces habrテδゥ aprendido
a disentir de lo entredicho
por los contrarios a mi ello
que piensa y entreduda

テつテつテつテつテつテつテつテつテつEn verdad
En verdad os digo:
テつテつテつテつテつテつテつテつテつque vale mテδ。s
ante los ojos del Altテδュsimo
uno solo de sus hijos
que alcance a cuestionarse
que una muchedumbre
balando todo el tiempo
en el duro trance de subida
y aunテつテつテつテつde balada en balada
al bajar en cuerpo y alma
テつテつテつテつテつテつテつテつテつy recogerse
balsテδ。mico crepテδコsculo de tarde
en el resquicio de la noche

テつテつテつテつテつテつテつテつテつEn verdad
en verdad os digo:
que vale mテδ。s ante los ojos del Divino
uno solo de sus hijos que confronte
a un dios padre que deviene en hijo
a un dios hijo que deviene
santa carne del Espテδュritu
en el nombre del テδコnico
テつテつテつテつテつテつテつテつテつque vendrテδ。 algテδコn dテδュa
el que ha sido siempre pero aテδコn no es
el Impar supremo por sテδュ mismo puro
el que vino y fue pero no era テδゥl

Porque asテδュ como hay alguien quien afirme
que la palabra escrita que te nombra
テつテつテつテつテつテつテつテつテつes voz sagrada
hay otro detrテδ。s que historia en ella
y la revela de otra forma
テつテつテつテつテつテつテつテつテつY sin embargo
al fin y al cabo de un aテδアo
o de un ciclo de quinientos
テつテつテつテつテつテつテつテつテつcreyente o no
ese alguien y ese otro serテδ。 el mismo
テつテつテつテつテつテつテつテつテつlagarto moralino
medrando tras el camuflaje
de sus ritos inmutables
o en el cuadrado o lineal
si se prefiere artificio de pensarse

Porque siempre ha de ser mejor
テつテつテつテつテつテつテつテつテつdejarle a los demテδ。s
que piensen por nosotros
テつテつテつテつテつテつテつテつテつsientan por nosotros
para que no procuremos asomar la duda
テつテつテつテつテつテつテつテつテつtan siquiera algテδコn atisbo
sobre el muro original
del misterio homologado
para que sepamos que bajo ese misterio
otro muro nos aguarda
テつテつテつテつテつテつテつテつテつdetrテδ。s de otro misterio
no menos secreto que el ya creado
テつテつテつテつテつテつテつテつテつno pensado
incongruente pero cripto enigma
テつテつテつテつテつテつテつテつテつgramado en cruz:
hilo palabreadoテつテつテつテつa punto de tres
テつテつテつテつテつテつテつテつテつlumテδュnico iniciario

テつテつテつテつテつテつテつテつテつYo querテδュa
Solo deseaba ser guardiテδ。n de tus ideas
テつテつテつテつテつテつテつテつテつEn verdad querテδュa
ser tutor de tu palabra
y pensamiento por su gracia
por su sola gracia
No por tiテつテつテつテつno por tu amor en vilo
テつテつテつテつテつテつテつテつテつNo por ti
no a travテδゥs de tu dolor amargo

Sabesテつテつテつテつyo deseaba ser
quien cobijara tus misterios
y predicara tu mensaje
pero ya estoy convencido de que tテδコ
no eres capaz de avalar
ni uno sテδウlo de los fテδコtiles secretos
que te hayan sido impuestos
テつテつテつテつテつテつテつテつテつpor el hombre

Tテδコ no finges Seテδアor
el dolor que llevas dentro
tテδコ no puedes fingir
テつテつテつテつテつテつテつテつテつcomo el poeta
el dolor que en verdad siente...

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net