Buscar
PANC
Publicado: Martes, 28 de julio de 2015

Sara Vanégas Coveña


Sara Vanégas Coveña. Cuenca, Ecuador. Embajadora Universal de la Paz (Ginebra). Filóloga (Munich). Magíster en Docencia Universitaria (Cuenca). Profesora de Lengua y Literatura Española (Madrid). Exdocente en las universidades de Munich y Bielefeld. Exbecaria de Alemania y España. Docente investigadora en la Universidad del Azuay.


Premio Nacional de Poesía Jorge Carrera Andrade, 2000 y 2004. Diploma de Excelencia, Asociación Prometeo de Poesía, Madrid, 2010. Premio Hoja de Encina, Madrid, 2001. Mención Especial, Pegaso, Rosario, 2000. Mención de Honor, Primer Concurso de Poesía El Fausto, 2006. Seleccionada, Certamen Internacional Literatura Fugaz, 2006. Mención del jurado, Concurso internacional de poesía El Mundo lleva Alas, 2009. Premio, I certamen de microrrelato "A vuelo de pájaro", 2009. Representante Regional de la Red Mundial de Escritores en Español (REMES).. Directora de la revista internacional de literatura y arte Francachela, en Ecuador. Presidió el I Encuentro Internacional de Literatura, Cuenca 2007. Ha publicado poemarios, antologías y un diccionario de autores ecuatorianos. En 2007, la Casa de la Cultura Ecuatoriana editó una antología de su obra en la colección Poesía Junta (2007, vol.9) dedicada "a los autores vivos más destacados del país". Poemas traducidos al inglés, alemán, italiano, portugués y francés.





PoeMAR



en ciertas noches del año -dicen- emerge sobre la superficie del océano una ronda de delfines dorados formando extraños mensajes ...
la luna entonces se va tornando azulada. lentamente


------------------


dicen que cuando la luna está azul brotan ciudades enteras del fondo del mar. que sus habitantes (de ojos fosforescentes y oscuros ropajes) inician entonces una larga danza que no cesa hasta que algún puerto se arroja a las profundidades

¿quién no ha visto arder el mar en esas noches?

------------------


crean las voces las estatuas, en las faldas
herméticas de las montañas. en el fondo del mar

un día te crearon en mi garganta


------------------


tu ausencia. ese sabor metálico a naufragio
busco tu rostro insomne tus señales

y solo son mis ojos
bajo el agua



------------------


las voces del mar tornan a morir
en mi garganta

voces que un día te crearon

hace ya tanta agua


------------------




tu voz ya es una con las roncas voces del océano
lejos muy lejos lo que fue tu agonía y tu placer.
te vas. firme y voluptuosa y leve. ya otra. ya
tú misma. ya sólo deseo y agua.
divina sombra:
ya olvido


------------------


tras mi garganta un campanario. de huesos y flores
secas -tocando a muertes repetidas. olvidos
imposibles

son tus voces de luto frente al mar?



------------------



crece un árbol de huesos desolados. tu pelo es un
enjambre de ángeles quemados.
el mar ya no será:

sólo el naufragio


------------------





para entonces: sólo un canto amargo te despertará
por la noche y te llevará mi nombre

... ya podrida astilla de naufragio


------------------


coro de sombras en un jardín sin cielo (atrás del
mar la noche continúa). el eco petrificado de tu
voz. y el tiempo lentamente. oxidándose



------------------

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net