Buscar
PANC
Publicado: Viernes, 25 de agosto de 2017

Dulce Chiang


Dulce Chiang. Poeta y cantante mexicana. Ha publicado y presentado trabajos en medios escritos, radio, televisión, foros y encuentros en México, España, Francia y Argentina.
Poemarios: “versa per versa” (Culthos Press, 2006), la serie de poemas “Suculento Ser”, del libro "Historias pintadas y cuentos de amor" (Lunwerg, 2008), “Elíxires de la Embriaguez”(El Golem editores, 2011), y “Mala bar” (El Golem editores, 2014).


Vino

¿La botella?
Una caja de pandora

El sacacorchos?
La llave que abre pero nunca cierra

¿La copa?
El útero de la diosa

¿El vino?
Un paracaídas todo-terrenal

¿El vino?
El río de quienes navegan hacia adentro

¿El vino?
Cursor que baja la cremallera de las apariencias.



Vodka

Pócima de papa impalpable
se une al silencio
y suda sutiles tufos intangibles.

La revelación consistirá en encontrarle,
hasta partirse las papilas,
entre las sustancias más volátiles del agua.



Mezcal

Lo que siente, lo que calla la tierra,
la admirable penca puede descifrarlo.

Por su herida, sacra casera sangre saca.
Saca aguamiel.
Fermentado pulque saca.

Descose destellos el maestro mezcalero
de este cúmulo de cicatrices.



Jiu

Toma Tao Yuanming putao jiu
y sábese señor de los cinco sauces.

Huang Jiu liban LiBo, la luna y su sombra,
vagos vástagos que la vía láctea vacilantes, vuelta y vuelta vincula.

Genio gozoso,
al siseo divino del dulce rocío
su sesera sucumbe.
Su Dongpo, su bai jiu bebe.

No tiene el camino de la embriaguez sentido si no conduce a la libertad.



Sake

Arde al calor de su falta de fiebre.
Canta con una voz llena de silencio.

Kamikaze que primero cae la última caída,
ilumina con un estruendo pleno de oscuridad.



Aquavit

Muere de vida la muerte
pero la vida muere de muerte.
Pero se dice que el agua
devino de vida del agua.
Pero esta agua debida no vino,
de muerte vino.



Whiskey

El agua ha muerto de sed
y la sed ahora es la vida.

De par en par abierta pulpa convulsa
brillotea loca en el grito que no di
cuando unas lunas de las uñas me estallaban.

Dios,
qué harán los Santos con el agua si arde.
Dios,
qué hacemos nosotros bocabajo.



Cosmopolitan/Cosmos

Hielo en cubitos
45 ml de vodka
30 ml de triple seco
30 ml de zumo de arándanos
30 ml de zumo de lima
1 rodaja de lima (decoración)



Al interior de una coctelera hiera la tiniebla con luminosos cubitos de hielo y vea que esto es bueno.

Escancie también en este tarro las aguas jugosas del vodka y las áridas aguas del triple seco y vea que esto es bueno.

Agregue el zumo de los frutos del arándano y del limonero el oro dulce y vea que esto es bueno.

Vierta la mezcla en una copa de martini y decore con una rebanada de lima grande como una lámpara y vea que esto es bueno.

Descanse. Beba su coctel. Piense que tal vez no es bueno que lo disfrute solo.



Cape codder

10001000 cubitos de hielo
601000 ml de vodka
1501000 ml de zumo de arándanos
1 rodaja de limón (decoración)

Inyecte el vodka y el zumo de arándanos en las corrientes submarinas a la orilla de un continente previamente puesto a enfriar con los cubitos de hielo.

Usando una península como agitador, provoque un remolino.

Adorne con una rodaja de limón del tamaño del sol.



Harvey Wallbanger

60 ml de vodka
120 ml de zumo de naranja
30 ml de Galliano
1 rodaja de naranja
cubos de hielo

Mezcle los ingredientes en un vaso largo y con este tarro dé fuerte, contundentemente a la pared hasta abrirle un boquete.

Brinde con los comensales que están del otro lado.

Puede intercambiar uno de los lados por el Paraíso.
El otro por el Abismo.



Cuba libre

60 ml de Havana Club
150 ml de Coca-cola
1 limón


En un vaso grande, vierta el Havana Club, la Coca-cola y ponga el limón a flotar en esta mezcla.

Acto seguido, sorba sólo la Coca-cola y entre sorbo y sorbo, declame algunos versos sencillos.



Tequila sunrise

Hielo en cubos
60 ml de Tequila
120 ml de zumo de naranja
1 chorrito de granadina
1 cereza (decoración)


Llene la mitad de un vaso largo con el hielo y agregue el Tequila.

Ahora acerque desde el Este una naranja entera desollada y exprímale el jugo estrangulándola con toda la superficie de la mano. Retírela por el Oeste.

Puede cercenarle de un tajo un gajo, para decorar.

Adorne también con una cereza apuñalada por un objeto punzocortante como un palillo o sombrilla miniatura.

Si la cereza sangra suficientemente, la granadina no se requiere.

Si la naranja se orina, no se requiere el zumo.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net