Buscar
PANC
Publicado: Jueves, 18 de noviembre de 2004

Poemas de Osvaldo Ulloa (1)

Presentación: Padre José Aldunate


Presentación
Osvaldo me pidió que presentara su colección de poemas. Tuve problemas en aceptar. El lenguaje de la poesía no me es muy connatural. ¿Por qué escribirá Osvaldo en poesía? Pero al leer estas páginas comprendí el por qué de la expresión poética.
Osvaldo se ha situado frente a la Cruz donde agoniza el Hijo de Dios. Comprendo que lo que ha sentido allí no pudiera expresarlo adecuadamente en prosa. ¿ Cómo decir lo indecible, afirmar lo contradictorio, impactar sin raciocinios, si no es haciendo recurso a la poesía?

Osvaldo Ulloa
El poeta va y viene por el camino del Viernes Santo y se detiene en el Calvario y en el Huerto, en el Pretorio de Pilatos, representante del Imperio y en el Palacio de Herodes, el reyezuelo cortesano rodeado de frivolidades. También se asoma al Cenáculo donde se fraguó el misterio del Cuerpo y la Sangre y donde Jesús entregó sus últimos encargos a discípulos que no entendían nada.

El poeta como el profeta, también recorre los caminos de la historia y sobre ellos y sobre nuestra actualidad proyecta el Vía Crucis del Viernes Santo. Jesús sigue crucificado en medio de nosotros mientras los Pilatos y los Herodes viven su mundo y hasta quienes se creen sus discípulos fieles, andan "en otra..."

Y realmente la Cruz es la encrucijada en donde terminan todos los caminos de los mortales, para dar partida a nuevas rutas portadoras de una esperanza sin término.

Alguno echará de menos en estas páginas el acontecimiento de la Resurrección del Señor, misterio central de nuestra fe. Pero la visión de la Cruz que inspira estas páginas es la de San Juan quien ve ya en la cruz y en el costado abierto del Crucificado la fuente de una nueva vida. De la muerte nacerá la vida.

La Cruz de Cristo será siempre un escándalo o piedra de contradicción para los que quieren vivir su vida en el egoísmo y la autocomplacencia y también para una Iglesia encerrada en sí misma o acomodada a un mundo de seudocristianismos. Pero esta Cruz es una buena noticia para todos los Crucificados. Para los pobres de corazón y de realidad, es una bienaventuranza, porque Dios está con ellos.

Osvaldo nos introduce a esta paradoja que es el Cristianismo auténtico. Nos muestra que es en vano querer comprender esta paradoja; se trata de vivirla.

Y esto nos lo hace sentir con el lenguaje de su poesía.

Santiago, Junio de 1995

Padre José Aldunate sj
Teólogo y Profesor de Moral



Poemas de Osvaldo Ulloa




TRANSFIGURACIóN

Cristo bien pudo haber transfigurado
su cuerpo y su sangre
no en pan no en vino
sino en un diamante
en una flor que sólo crece
en las cumbres de altas montañas
en una cifra secreta y mágica.

Diamante valioso y rutilante
que encandila la mirada.
flor escasa para que el hombre
escalara hasta la cumbre
y aprendiera el esfuerzo de la constancia.
cifra secreta para que sólo la comprendieran
los sabios los magos los letrados.
Pero Cristo escogió el pan y el vino
porque el pan y el vino
están en la mesa de los humildes
y pobres y sencillos
que nunca tendrán diamantes
que no harán montañismo
que no creen en la sabiduría de los sabios
pero que están llamados a construir El Reino.


NUNCA SE TOPARON

En un palacio con amplias habitaciones
entretenido en infantiles juegos cuando niños
y en grandes orgías y bacanales cuando ya no tan niño.
yendo de su palacio a los palacios de sus amistades
transportado sobre los hombros de sus esclavos
en un litera con gruesas cortinas
y del mismo modo visitando los imponentes templos
de sus innumerables dioses.
Pasando largas temporadas en su casa de campo
disfrutando de los placeres del vino y la comida
mientras danzan para él las bailarinas graciosas
mientras besa los senos de hermosas mujeres
que parecen réplicas de las estatuas de las diosas.
Viviendo su vida de privilegiado del Imperio
este romano jamás se topa ni por casualidad con Jesús de Nazareth
ni siquiera sabe que existe un hombre llamado así.
Años más tarde en el Coliseo disfrutará viendo
como los leones devoran a los que se dicen sus discípulos.


VIERNES SANTO

Después de que Jesús expiró en la cruz
uno de sus discípulos tomó la palabra
y largó un largo discurso sobre la importancia
de no tomar decisiones apresuradas
de no dejarse llevar por el apasionamiento
de la necesidad de mirar las cosas objetivamente
y que objetivamente las cosas no estaban dadas
como para arriesgarse inútilmente.
Toda su extensa perorata podía resumirse
en la frase "soldado que arranca sirve para otra batalla ".
A continuación otro habló de que toda la prédica
del Cristo había estado centrada en lo sagrado de la vida
que El dijo que vino a traer vida y vida en abundancia
y que si El estuviera vivo no querría más muertes sin sentido
por lo tanto lo prioritario era huir y esconderse de los soldados.
Todo su discurso en el fondo se basaba en la idea de
"todavía soy demasiado joven como para morir ".
Uno tras otro los discípulosfueron hablando
y con argumentos que escondían el miedo la desilusión la falta de fe
llamaban a la claudicación a la traición a la deserción.
Así otra vez se cumplían las palabras de las Escrituras:
"herirán al pastor y se dispersará el rebaño"


LOS ESTILOS DE DIOS

El problema del hombre
su angustia su miedo su desesperanza
radica en que no sabe cómo interpretar
al hombre al mundo al universo
como creación de Dios creador
porque Dios como creador
es decir como artista
es hiperrealista y surrealista
expresionista y fauvista
modernista y simbolista
vanguardista y clásico.

A veces Dios nos pone
en medio de un paisaje surrealista
como en un sueño o una pesadilla
y uno le exige realismo
como si El como artista
no tuviera libertad de expresión.
En otras ocasiones nos pone frente
al gesto atroz de un agónico
pintado con técnica expresionista
y uno no entiende qué quiere decir
el Creador y se le exige más sobriedad...

El único problema del hombre
es su ignorancia en materias de estilo
y exigirle a Dios que se adecúe
al único que conocemos o al que más nos gusta.


CAMBIOS

Cuando se supo que el emperador se moría
se produjeron cambios en el Imperio
hubo lucha de poderes para ocupar los cargos importantes
algunos se apresuraron a comprar y otros a vender
fortunas enteras fueron llevadas a otros reinos.
Sin embargo cuando el Cristo murió en la cruz
nada de esto ocurrió
ni pugnas por el poder ni cambios en los negocios
la muerte del hijo de un carpintero era un asunto intrascendente.


MIRAN A SIMóN PEDRO


Mira a ese pescador llamado Simón
y se le ocurre encargarle unos mariscos
de esos que se acompañan con un buen vino blanco.

Mira a ese pescador llamado Simón
y se le ocurre que su barca bien podría servir
para internar la droga desde altamar.

Mira a ese pescador llamado Simón
y no lo ve porque distrae su mirada
una hermosa mujer que pasa en traje de baño.

Mira a ese pescador llamado Simón
y piensa que tal vez podría serle útil
si aprendiera el oficio de jardinero.

Sólo uno que es Dios Mira a Simón
y ve la piedra sobre la cual edifica su Iglesia.


PSICOSIS


Como una hoja sacudida por el viento tiembla de miedo
sus ojos desorbitados son los que miraron ayer
a las fieras del circo devorar a sus hermanos en la fe
no puede olvidar ni un instante
los miembros mutilados las carnes desgarradas
la sangre ensuciada en la arena los huesos al aire
los rugidos de las fieras
y el crujir espantoso de los huesos en las fauces .
Está en un lugar tranquilo y seguro
donde lo tienen oculto sus hermanos
pero él no hace más que gemir
como si estuviera en medio del circo
y lo atacaran las feroces fieras.

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net