Buscar
PANC
Publicado: Lunes, 29 de noviembre de 2004

Poemas de Osvaldo Ulloa (3)


EL ESPANTAPOBRES

En fulgente metal esculpido
el Cristo Espantapobres
con los brazos abiertos
detrás del altar respaldando
las palabras de amor que el cura
dirige a sus feligreses burgueses.
Con una corona de espinas
que más parece corona de una reina de belleza
con llagas que más parecen
huellas de besos con rouge
Cristo el Espantapobres
cumple divinamente su oficio
ningún pobre como oscuro cuervo
se atreve a entrar y molestar
el desfile de modas
el cocktail de sociedad
el acto político de apoyo
al gobierno de los ricos
al que le llaman misa.


JESUS SALE DE LAS BRASAS PARA CAER EN LAS LLAMAS

Es evidente plantea el camarada psiquiatra
que el paciente no presenta mejoría
a mi parecer su estado empeora
las ideas obsesivas predominantes
abarcan la totalidad del campo afectivo
y cognitivo del paciente camaradas
me refiero a la del reino de dios
cuya etiología está en una desadaptación social
que en el fondo no es más que una crítica velada
a nuestra patria socialista camaradas
es evidente que el enfermo al definir su obsesión
en los términos de un reino del cual él sería rey
evidencia ideas aristocratizantes
unidas a delirios de grandeza
en mi opinión lo que se aconseja en estos casos
es continuar con los electroshock
y en el caso de que el paciente camaradas
no responda me inclino por la lobotomía.
Cae el socialismo en los países socialistas
y Jesús sale del hospital psiquiátrico
su aspecto de hombre sufrido
unido a la ternura divina de su mirar
le otorgan un aspecto fascinante
que no pasa desaparecibido para los publicistas
de la Coca-Cola
lo hacen hacer un castin
luego lo obligan a firmar un contrato
él dirá en los spots
SIEMPRE HABRA COCA - COLA
frase casi mística y trascendente
en una época en que ni siquiera
el universo existirá siempre según los astrónomos.
Jesús actúa y dice el slogan sin saber lo que dice
a causa de los muchos electroshock
ha perdido su propia voluntad y la de su padre.
Olvidó Jesús que veinte siglos atrás en un desierto
como el que hay en su alma hoy
respondió enérgico vete Satanás
pues está escrito no tentarás a tu Señor.



CRISTO Y EL CRISTO IMPOSTOR

Yo ya casi no creía en nada
cuando me dí cuenta
gracias a Dios
que eras un impostor
Cristo-prudente.
Comprendí que usurpabas
con la complicidad de unos pocos
el lugar de Cristo
predicando aquello que le sirve
a los explotadores del pueblo
para seguir explotando al pueblo
firmando tus mentiras
con el nombre del Hijo del Hombre
cuando en verdad eres el Hijo del Lucro.
Por eso ya no me convencen tus argumentos
de egoísmo disfrazado de amor.
Cristo-cobarde
es fácil darse cuenta que rehuyes la cruz
como los murciélagos la luz.
Es fácil darse cuenta que tu prédica
de la humildad la haces desde un pedestal
y que el Reino de Dios que predicas
es sólo un eufemismo de la Sociedad de Consumo
Cristo-mierda
gracias a Dios te descubrí
y de nuevo creo en Cristo
el verdadero Cristo que murió como Monseñor Romero
y que resucita cada vez que un hombre se levanta
para luchar por la verdad la justicia y la liberación.


EL SERMON QUE CONSUELA

No todos están llamados a anunciar el Reino de Dios
a atacar a los fariseos a perdonar los pecados
a resucitar a los muertos a morir en la cruz
y volver a la vida al tercer día:
no todos pueden ser Cristo.

No todos están llamados a abandonarlo todo
y seguir a Jesús en su misión:
no todos pueden ser apóstoles.

No todos están llamados a morir por Cristo
en las fauces de las bestias
o en las cárceles fascistas:
no todos pueden ser mártires.

No todos están llamados a ir por el mundo
predicando la Buena Nueva
de la liberación de los cautivos
y el perdón de los pecados:
no todos pueden ser misioneros.

Es tan importante la tranquilidad
que nos da el sacerdote en la misa
cuando nos dice que no todos los cristianos
estamos llamados a ser cristianos.


TASACION

Tiene muy buen cálculo
con sólo estar unos minutos con un hombre
puede saber cuánto tiene
cuánto sabe
a qué familia pertenece
hasta dónde puede llegar en el Imperio.
El calculador se encuentra con el Hijo del Hombre
por su túnica sencilla y por sus sandalias idénticas
a las que usan los pobres pescadores
deduce que es un pobre hombre pobre.
al escuchar su lenguaje simple
abundante en parábolas y dichos populares
se dice a sí mismo éste jamás en su perra vida
leyó ni una línea de Horacio ni de Virgilio.
Cuando se entera de que es hijo de un carpintero
ya tiene hecho su diagnóstico y vaticina
"a este hombrecito lo conocerán solamente
en su casa y a la hora de almuerzo".
Un tanto malhumorado por haber perdido
su valioso tiempo en alguien insignificante
mira el camino y se le alegra el semblante al ver
que viene un hombre con el que sí conviene relacionarse.



LOS CRUCIFICADOS

La misma posición del cuerpo
la de todos los crucificados en el Imperio Romano
cientos miles
el Hijo del Hombre
es uno más en un mar de muerte
gritos de dolor respiración dificultosa
la mirada con el caos dentro
como alguien a quien la engermedad lo deformó
como los restos de una persona carbonizada en un incendio
la cruz es un incendio en lugar de llamas travesaños.
A los crucificados los vemos a diario en la calle
los mendigos con todas las lunas en la mirada ciega
en los rincones los tullidos estirando la mano
como diciendo tengo sed pero nosotros desviamos la vista
y les negamos hasta un paño mojado en vinagre.


LA PESCA MILAGROSA

Estaban en altamar Pedro
y los otros discípulos
muy tristes porque la pesca había sido mala.
Jesús al verlos así sintió compasión
y le dijo Pedro tira otra vez las redes
pero Pedro le respondió Maestro
desde la madrugada estamos haciéndolo
y no hemos pescado nada este mar está muerto
las trasnacionales con sus grandes barcos
lo han saqueado para hacer harina de pescado
y para llevarlos a sus lejanos países
y esto lo decía muy triste ya sin esperanzas.
Pero como Pedro era un discípulo obediente
arrojó las redes al mar y al cabo de un instante
se llenaron de peces tantos que casi no cabían en cubierta.
Jesús les dijo a sus discípulos: podrán terminar
con las razas aborígenes podrán talar todos los bosques
podrán contaminar los ríos y los mares
podrán convertir el aire en algo irrespirable
pero el poder que me ha dado mi Padre
es para hacer el cielo y la tierra y los mares nuevos.
Y sus discípulos lo escuchaban admirados.



ESPEJOS

Las estatuas de los hermosos y fuertes dioses
son como espejos fijos de la nobleza romana
cuerpos esbeltos cuidados por la gimnasia
la hermosura de los ondulantes cabellos
los ojos con un brillo de estrellas en la noche clara.
Pareciera que la nobleza se adora a sí misma
al adorar las estatuas de los dioses
construidas a imagen y semejanza suya.
Pero qué distintos los cuerpos de los mendigos
de las calles de Roma mutilados
sucios y con los rasgos del cansancio en los rostros.
Qué distintos los cuerpos de los esclavos
el del pueblo llano el de los marginados
ellos se miran como en un espejo
en el cuerpo flagelado de Cristo en la cruz.


CONFUNDIDOS
Después del viernes en que murió Cristo
los apóstoles confundidos no sabían qué hacer
si permanecer juntos o separarse
si seguir predicando u olvidarse de todo aquello
no entendían para nada los hechos
de los que habían sido protagonistas guiados por Jesús
y como no podían vivir del aire
ni eran personas ricas
buscaron sobrevivir ingeniándoselas de mil formas
Santiago limpia parabrisas por una propina en una esquina
Juan canta arriba de las micros y pide limosna
Pedro junta cartones en un carro que él mismo tira
otros mendigan a la salida del metro
otros venden cachureos en las ferias
así cada uno de los once apóstoles
tristes por la suerte del que fuera su Maestro
tristes por el oscuro presente de miseria.
Ellos no saben que el Hijo del Hombre
no los ha olvidado y que ya viene Pentecostés
y todo estará otra vez claro
como cuando Jesús les explicaba las parábolas

Preguntas, sugerencias y colaboraciones enviar al correo-e:     pcnetinfo@panoramacultural.net